English Spanish
Relleno Sanitario "El Carrasco" PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Webmaster   
Viernes 19 de Junio de 2009 16:19

Historia del Relleno Sanitario El Carrasco

La elección del sitio en donde se encuentra el "Carrasco" no fue una decisión caprichosa ni arbitraria sino que obedeció a un convenio entre el municipio, la empresa y una firma consultora canadiense en el año de 1.977, conforme a una determinación de orden técnico para la conveniencia de ubicación de un sitio con el propósito de destinarse para la disposición de los residuos en la región, en donde se localizó la zona como apta para este tipo de proyecto, este estudio fue adelantado por el técnico canadiense GEORGE RIVOCHE experto en rellenos sanitarios.

Es de aclarar que para la época de dicho estudio no existía norma técnica para procesos de disposición, lo que solo aparece con el llamado RAS en 1.998 que es la primera norma técnica en Colombia sobre la materia, expedida por el Ministerio de Desarrollo Económico cuando el "Carrasco" ya se encontraba establecido y en operación.

El "Carrasco" empezó a ser utilizado en 1.978 como un botadero a cielo abierto en donde los vehículos ingresaban por la vía Provenza-Malpaso y dejaban caer los residuos en la parte baja de la cañada, hoy Cárcava II.

En el año de 1.985 ante problemas relacionados con los continuos incendios y procurando una mejor forma de manejar la disposición de los residuos sólidos, se decidió cambiar el frente de trabajo y comenzar a rellenar una de las cañadas (norte) a la cual se denominó zona I de la cárcava I. En los años posteriores se operó sin control estricto sobre la disposición, la generación de vertimientos líquidos y emisiones gaseosas.

Por tal motivo se estableció un Plan de Manejo Ambiental en 1998 que aseguró la recuperación ambiental del sitio de disposición final, convirtiéndose ahora en un relleno sanitario.

El Carrasco, futuro parque ecológico

La Empresa de Aseo de Bucaramanga EMAB materializa día a día una variedad de proyectos en el sitio de disposición final de residuos, avanzando con pasos firmes hacia un propósito específico, transformar el Carrasco en un Parque Ecológico. Sin duda alguna, el futuro parque ecológico mejorará la calidad de vida de los habitantes de Bucaramanga y su área metropolitana.
   
Hoy el Carrasco es un escenario de sorpresas. Por la imaginación de los Bumangueses no pasaba la posibilidad de convertir lo que antes era un botadero de basura a cielo abierto en un lugar que cumple con las características para que la autoridad ambiental lo reconozca como relleno sanitario.

Al carrasco llegan a diario cerca de 750 toneladas de residuos provenientes de 10 municipios de Santander, los cuatro del área metropolitana, así como Suratá, Cáchira, Charta, Rionegro, Lebrija y Barbosa. Por ello el trabajo que realiza la EMAB va mas allá de obtener el reconocimiento de la autoridad ambiental. La EMAB garantiza la gestión integral de los residuos sólidos.

En el Carrasco se han invertido cerca de 7.000 millones de pesos, lo que permite contar con un espacio integral en el que se resaltan las siguientes bondades que analizaremos una a una, barrera ecológica de mas de 17.000 árboles, vivero, planta de producción de abono orgánico, planta para disminuir la contaminación que produce el lixiviado (líquido que genera la basura al descomponerse), zona empradizada y chimeneas para quemar el gas que emiten los residuos compactados. Además, en los próximos meses se pondrá en funcionamiento una planta física para el funcionamiento del sistema de reciclaje y se generará energía que requiere el Carrasco proveniente del gas que se está captando.

Presentamos una Gráfica estadística de las roneladas dispuestas en el año 2004.